25 marzo 2016

CADA UNO SE CONSIDERA UN DIOS (=ANTICRISTO)



CADA UNO SE CONSIDERA UN DIOS (=ANTICRISTO)


 Si las mismas organizaciones supuestamente dedicadas, consagradas a Dios y empeñadas en el crecimiento y la evolución espiritual se han pasado del otro lado, ¿Qué podemos esperar del mundo?.

 Son verdaderas organizaciones criminales dedicadas a lo que es mundano, terreno e infernal, son corruptas y corruptoras, corruptas y corruptoras en lo terrenal y corruptas y corruptoras en lo espiritual.

 Se van sumergido en el abismo se han consagrado al infierno, solo se dedican a lo inmundo y perverso a la vez que se dan una máscara o apariencia para encubrir sus malas y perversas acciones.

 ¿No han pensado que obran bajo la mirada de Dios?, ¿No han considerado que lo que hacen a uno de los mas pequeños se lo están haciendo a Dios mismo?, ¿Piensan salir impunes de las manos del Creador?, ¿Piensan que va a seguir como espectador de sus perversas acciones?, ¿Piensan que escupen al cielo y no ocurre nada?.

 Con sus obras insultan la inteligencia y denuncian su estulticia infernal largamente cultivada y voluntariamente adquirida.

 Defienden su demencia, se corrompen drogándose con soberbia a diario. Se han hundido en el abismo de su infernal egolatría narcisista y se han convertido en chimeneas del infierno, vomitan las tinieblas infernales, alumbran o paren un ser infernal que exponen a las naciones para que sea dorado, el anticristo.

 Esto significa que dan un espíritu infernal anticristo, un espíritu muerto y de muerte, rebelde, orgulloso, narcisista, ególatra y miserable que solo piensa en su adoración, satisfacción, etc.

 Reina en el mundo y en los corazones este espíritu de anticristo, de egolatría, narcisismo, caprichos, vicios, podredumbre, corrupción desafiante y negadora de la realidad.

 Si no se apuran a liberarse de este veneno infernal terminarán consumándose como anticristos, acabarán entregándose a la perdición delirando de orgullo e incluso hablando de Dios y de la saltación.

 Comprender que ese miserable pensar en sí mismo y dedicarse a hacerse adorar, servir, obedecer, etc., es orgullo-miedo-amor propio y es el mismo espíritu del anticristo.

 Considerar que aunque parezca bueno, justo y necesario, si se entregan al orgullo y la egolatría, matan el amor y Dios Es Amor.

 Tanto los corazones como las naciones y las religiones han parido un espíritu de orgullo y egolatría, espíritu de anticristo, cada uno se considera un dios y hace gala de su rebeldía contra Dios mientras que se empeña en hacerse adorar, servir, obedecer, etc.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

SOBRE LA SELECCIÓN Y LA POLÍTICA

SOBRE LA SELECCIÓN Y LA POLÍTICA Hemos visto repetidas veces que estrellas que brillan aisladas no funcionaron como equipo, cont...