27 marzo 2016

SANTO SACRIFICIO ESPIRITUAL



SANTO SACRIFICIO ESPIRITUAL


 Lo primero y esencial es realizar el Santo Sacrificio Espiritual, reestablecer el verdadero Sacrifico que nos reúne con dios, que nos devuelve a la comunión con Él reestableciendo el enlace.

 Dicho Santo Sacrificio Espiritual es interior, espiritual y personal.

 Comienza en el esfuerzo de renunciar a sí mismo, olvidarse de sí, deponer la propia voluntad y dedicarse a buscar a Dios en la oración.

 Continúa discerniendo su Voluntad, luchando espiritualmente contra los enemigos y entregándose a Dios, aceptando su Voluntad.

 Culmina colaborando en Que Se Haga-Reine-Triunfe Su Voluntad en la propia vida dejándose guiar, conducir, llevar por Él.

 En esencia es amor porque es entrega y es también consagración a Dios.

 Esto es personal, en lo privado o secreto, donde solo Dios ve lo que pide al alma y donde Él mismo juzga su cumplimiento o no.

 Comprender que es hora de madurar y de empezar a tratar con Dios mismo dejando de lado las vanidades religiosas que estancan a las almas y terminan corrompiéndolas y hasta consagrándolas al infierno o la perdición eterna en tinieblas al volverlas ególatras narcisistas infernales preocupadas por sí y por satisfacer su ego, consagradas a hacer adorar su ídolo personal que es la falsa imagen que de sí construyen.

 El Santo Sacrificio Espiritual implica una verdadera negación de sí mismo, conlleva una real muerte de sí, muerte mística. Lo que Dios pide es absolutamente contrario a lo que nos es cómodo, gustoso y nuestra naturaleza.

 Esa muerte real de sí mismo, esa negación absoluta de sí que deja al ego en ayunas, coloca al ‘y’ en su lugar y le da el lugar necesario a Dios para Que Sea, ahí es donde lo aceptamos como Dios Que Es y es ahí donde lo adoramos en Espíritu y Verdad.

 La puerta que El Señor abre es su Revelación, es Él mismo dándose-donándose, y así, viniendo-volviendo a nosotros.

 Las religiones debían buscar su Revelación, pero no lo hicieron y hasta la han combatido y la persiguen como lo hicieron con los profetas.

 La Revelación es donde Dios se Da-Dona, es donde viene-vuelve El Señor, no podemos recibirlo ni encontrarlo de otra forma.

 Impedir su Revelación es matar a Dios, es matar su presencia, es apegarse a una imagen de Dios muerta, falsa y es construir el anticristo.

 Dios Vive y porque Vive Se Revela. Las religiones no quisieron un Dios vivo capaz de hablar porque de ser así tendrían que haberse corregido para seguirlo, debían abandonar vicios, corrupciones y perversiones, pero prefirieron las tinieblas a la Luz Verdadera de Dios Vivo Revelándose.

 Acallaron la Voz de Dios construyendo humana e infernalmente, estableciendo pesadas cargas, inútiles actividades, ritos para simular culto a Dios que son totalmente inútiles espiritualmente y hasta contraproducentes porque engañan a las almas haciéndoles creer que aman u obedecen a Dios cuando en realidad permanecen en tinieblas.

 A Dios se lo ama obedeciéndolo, prestándole atención, siguiéndolo en su Revelación, pero las religiones no hacen ni permiten tal cosa porque pierden el negocio, solo quieren fieles clientes no pensantes que se dejen robar y usar.

 Como las religiones prescinden de Dios, Él prescinde de ellas y es por ello que Él mismo en persona interviene y ahí es donde Viene-Vuelve El Señor abriendo una puerta, realizando una personal revelación para darse-donarse.

 Al haberse hundido las religiones en sí mismas convirtiéndose en un fin y dejando de buscar su fin verdadero, rompieron el enlace que debían mantener con Dios.

 Con su Venida El Señor hará que las mismas personas se ocupen de reestablecer el enlace con Él, la unión, la comunión.

 Esto lo hará al enseñarles a ofrecer el Santo Sacrificio Espiritual.

 Las almas aprenderán a negarse a sí mismas verdaderamente, renunciarán a su voluntad para buscar la Voluntad de Dios y alcanzando su Revelación, siendo iluminadas por Él, aceptarán la Voluntad Divina y colaborarán en Que Se Haga-Reine-Triunfe.

 El Santo Sacrificio Espiritual consiste en negarse a sí mismo, ofrecer la propia vida, renuncia a la voluntad propia para buscar la Voluntad de Dios y para colaborar en Que Se Haga-Reine-Triunfe.

 Comprender que esto es lo que debían hacer las religiones y no lo hicieron, acá es donde se hundieron en sí mismas volviéndose ególatras y pretendiendo ser un fin en sí mismas. Notar que enseñan a sus fieles a servirlas a ellas y a perpetuar su dominio, les enseñan a ser súbditos esclavos fieles no pensantes que hablan sobre Dios, pero que no escuchan  Dios ni le obedecen.

 Se han convertido en un dique, se han constituido en un obstáculo y se volvieron piedra de escándalo y tropiezo en el mal sentido, es decir, hacen caer a las almas en su misma rebeldía y desobediencia arrastrándolas a las tinieblas.

 Con su nuevo Paso-Intervención, la humanidad llegará a ser verdaderamente espiritual y realizara ese Santo Sacrificio Espiritual que es de amor verdadero y que reestablecerá el enlace con Dios posibilitándole al Señor reinar en la vida de sus fieles y en el mundo por medio de ellos.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

SOBRE LA SELECCIÓN Y LA POLÍTICA

SOBRE LA SELECCIÓN Y LA POLÍTICA Hemos visto repetidas veces que estrellas que brillan aisladas no funcionaron como equipo, cont...