18 abril 2016

HAY ALMAS Y ALMAS



HAY ALMAS Y ALMAS


 Las almas se vanaglorian de lo que saben y quieren creer que son espirituales pero todavía están muy lejos de la Verdad y mas lejos aun de Dios, no son espirituales ni se acercan a ello.

 Creen que cultivando el cerebro van a ser espirituales. Quieren creer que cultivando el ego llegan a ser espirituales también.

 La verdad es que creen y quieren creer cualquier cosa.

 Para llegar a ser verdaderamente espirituales tienen que cultivar el corazón, la voluntad, el amor a Dios, es decir, deben obedecerlo-seguirlo generando así un verdadero espíritu y llegando por ello a ser hijos de Dios, seres o criaturas espirituales.

 Un verdadero conocimiento deben adquirir, ciencia, conocer la Verdad, y también deben adorar en espíritu al Padre, es decir, orar-adorar, y así llegarán a ser verdaderamente sabios, de esta manera irán realmente y es así como serán espirituales, hijos de Dios.

 Se engañan porque creen que por alguna virtud que tienen o practican son espirituales, la verdad es que son solo humanos, bien terrenos y si a eso añaden orgullo, terminan siendo larvas de demonios, asquerosas criaturas soberbias recalcitrantes que se arrastran sobre la faz de la tierra buscando adoración, aceptación, reconocimiento.

 Tienen que amar y querer amar, deben desarrollar un espíritu de entrega, porque el amor es entrega, se manifiesta-expresa en la entrega. Por supuesto que tal entrega es a Dios, que la obediencia-entrega es a Dios siempre, no a otros ni a quienes dicen y fingen presentarlo cuando claramente son ególatras buscando aceptación-adoración, o sea, impostores, anticristos, falsos salvadores.

 El alma que discierna la Voluntad de Dios y lo siga-obedezca, llegará a ser verdaderamente espiritual, será hija de Dios.

 El alma que no vaya por ese camino tan simple, claro, evidente y lógico, se perderá en tinieblas enredada en sus delirios, esclava de sus caprichos, sierva de sus vicios.

 Otra vez, comprender que ser solo y simplemente virtuosas no las vuelve espirituales, ahí pueden engañarse, delirar de orgullo, engendrar un espíritu delirante orgulloso que lógicamente es hijo de la perdición.

 La humildad es hija de la Verdad y es un espíritu propio de hijos de Dios.

 Sabiendo esto, comprender la diferencia, quienes solo son virtuosos y no obedecen a Dios en su Voluntad, deliran de orgullo y se creen superiores a otros, mientras que quienes disciernen la Voluntad Divina y lo obedecen-siguen, no saben que son superiores cuando que realmente lo son.

 Son realmente superiores porque son verdaderamente espirituales, porque tienen a Dios mismo, tienen su Espíritu-Ser-Vida, adquieren una segunda naturaleza, la verdaderamente espiritual, la de Dios que Es Espíritu.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

PRESIDENTES ARGENTINOS DESDE EL ’83 Y SUS SIMILITUDES CON JUDAS Y SU DESCENSO AL INFIERNO

PRESIDENTES ARGENTINOS DESDE EL ’83 Y SUS SIMILITUDES CON JUDAS Y SU DESCENSO AL INFIERNO Mas allá de todos los vicios y defecto...