03 julio 2016

PERVERSIDAD DEMOCRÁTICA



PERVERSIDAD DEMOCRÁTICA


 Cada uno se halla encerrado-hundido-perdido en sí mismo y no preocupado solo por satisfacer su ego.

 Ya perdieron totalmente el rumbo y a nadie le importa nada de nada ni de nadie, cada uno solo mira su abismal ego.

 Hacen esfuerzos por hundirse-perderse aun mas en su delirio narcisista miserable, egolátrico y desamorado.

 No hay límite ni quieren admitirlo, y en sus ambiciones, caprichos, intereses siempre crecientes han perdido totalmente el rumbo.

 Ninguno esta limpio, no hay uno que valga la pena, todos están sucios y nadie puede moverse mucho sin exponer su inmundicia abominable.

 Esos psicópatas democráticos son lo peor de lo peor, inútiles delincuentes que se comportan como demonios.

 Son la misma peste infernal, un castigo para almas y naciones, peores que los mismos demonios a los que adoran y sirven consciente o inconscientemente.

 Si se ponen de acuerdo es solo por su egoísta, perverso y narcisista interés, es para delinquir aun mas.

 Solo piensan en conservar lo que han robado, saqueado y solo miran como obtener mas y siempre de manera totalmente perversa e infernal.

 Son hipócritas abominables leales a sí mismos que fingen interés y son hábiles en mentir y engañar para obtener lo que desean, la satisfacción de sus perversas ambiciones siempre insaciables.

 Apestan, repugnan, causan repulsión abominable estos malditos cerdos que se han dedicado a la política.

 Es lo mas perverso, repugnante, abominable y semejante al infierno, no puede haber algo peor, sin embargo, se esfuerzan en ser peores a cada instante.

 Lo que llaman ‘democracia’ es la mas abominable dictadura infernal jamás conocida, es la mas hipócrita y perversa, en los hechos ha quedado demostrado.

PSICOPATÍA DEMOCRÁTICA:

HAN DADO UN GOLPE DE ESTADO EN NUESTRAS NARICES, LA PANTOMIMA DEMOCRÁTICA:



Dr. Jorge Benjamín Lojo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Evangelio del domingo, 6º Domingo del tiempo ordinario, meditación

Evangelio del domingo, 6º Domingo del tiempo ordinario, meditación “...¡Ay si todo el mundo habla bien de vosotros! Eso es lo qu...