09 noviembre 2016

TERCERA CATEGORÍA DE ÁNGELES, (Son peligrosos), limbo de ángeles



TERCERA CATEGORÍA DE ÁNGELES, (Son peligrosos), limbo de ángeles


Se encuentran en un limbo teniendo ambos estados, el celestial-bienaventurado y el infernal-condenado. Fueron colocados fuera y debajo del Cielo, pero también fuera y por encima del infierno. Quedaron atrapados entre el Cielo y el infierno, prácticamente al ras de la tierra. No son buenos, fingen bondad para ser aceptados, tomados en cuenta, satisfacer su ego. Acostumbran negociar con las almas para obtener lo que desean, adoración, reconocimiento, aceptación. En estos tiempos rivalizan con satanás por el control del mundo provocando como una guerra civil infernal. Tanto satanás como estos ángeles ambiguos controlan almas en el mundo y por medio de éstas se pelean para tener el control del mundo y de todas las almas.


1.- Los Ángeles fueron probados luego de ser Creados por Dios:


 Los Ángeles fueron probados luego de ser Creados por Dios.

La prueba tuvo varios actos, partes, como sucede para nosotros. Si bien en el Cielo no había tiempo, tuvo como momentos o etapas.

 Esto se debe a que Dios crea dando un principio de ser y la criatura debe elegir si desea acabar de ser creada por Dios o si lo rechaza y desea crearse a sí misma. Si la criatura elige a Dios, Él consuma su obra creadora, pero si rechaza a Dios eligiéndose a sí, se des-crea volviéndose demonio delirante de orgullo, una mentira, autoengaño.

 Los que perseveraron y pasaron la prueba fueron confirmados como Ángeles buenos y puestos al servicio de Dios eternamente.

 Los que cayeron se convirtieron en demonios, ángeles caídos o rebeldes, y fueron deportados, echados, expulsados, enviados a su lugar de tormento eterno, a su falso reino, el infierno quedando perpetuados en la abominable deformación en la que quisieron convertirse para siempre, eternamente.


2.- Como fue la prueba de los Ángeles:


 La prueba consistió en obedecer a Dios.

Cumplir con la ley divina fue difícil para ciertos ángeles que se adoraron a sí mismos, pensaron en sí, temieron por sí y desearon ser obedecidos.

 Esto significa que hubo ángeles que cumplieron la ley con resistencia interior, con una voluntad dividida. Satisficieron a Dios pero odiándolo, despreciándolo. Obedecieron exteriormente, no lo obedecieron interior y completamente.

 Pasada la primera prueba llegó la segunda. Acá la rebeldía interior explotó, surgió furiosa, se alzo y produjo una transformación en los orgullosos ególatras que temían por sí y deseaban adoración para sí.

 La segunda prueba consistió en adorar a Dios hecho Hombre, o sea, la Doble Naturaleza de Jesús, Cristo, el Hijo de Dios, someterse a Él, obedecerlo-servirlo como a Dios mismo porque, de hecho, Él Es Dios. Y a esto se añadía la obediencia exigía adorar a su Madre Virgen igual a Él por obra de Dios, mérito de Ella y no por naturaleza como su Hijo Único.

 Ante la segunda prueba la rebeldía fue total, abierta, furiosa y descarada. Ahí se eligieron a sí mismos con furia e iniciaron una rebelión tentando a otros Ángeles.

 Ahí se produjo la batalla conocida y lo que ya conocemos de la historia.


3.- Tercera categoría de ángeles:


 En este proceso hubo ángeles indecisos, tibios, ambiguos.

 Esos ángeles tuvieron y mantuvieron dos voluntades contrarias a la vez sin definirse por ninguna.

 Fueron tibios, indiferentes, quisieron quedar bien con ambos bandos algunos y otros quisieron solo pensar en sí suponiendo que podía estar al margen o permanecer neutrales.

 En su interior coexistía una voluntad buena y una voluntad mala. Deseaban obedecer a Dios, amarlo, adorarlo y a la vez deseaban elegirse a sí, satisfacerse en su ego, exigir adoración, hacerse obedecer y servir como si fuesen dioses.

 En esta categoría intermedia, difusa, indefinida, estuvieron aquellos que obedecieron a Dios por la razón y no por la voluntad, o sea, que lo hicieron porque entendieron que debía ser así y porque comprendieron que era conveniente que fuese así, mas no porque quisieran hacerlo.

 Obedecieron a Dios porque no tenían mas remedio, pero en su interior deseaban elegirse a sí, rebelarse, desobedecerlo, satisfacerse, existir por y para sí mismos en el olvido y la negación de Dios haciéndose adorar, servir, obedecer, satisfacer.

 Dada su dualidad, ambigüedad e indefinición quedaron en una situación particular, no merecían ser condenados porque no se rebelaron ni combatieron a Dios ni a los Ángeles Buenos, pero tampoco merecían ser salvos, confirmados en gracia-santidad-bienaventuranza porque no eligieron a Dios abiertamente, no lo obedecieron, no lo amaron.

 Se encontraban en un limbo teniendo ambos estados, el celestial-bienaventurado y el infernal-condenado.

 Así es que, fueron colocados fuera y debajo del Cielo, pero también fuera y por encima del infierno. Quedaron atrapados entre el Cielo y el infierno, prácticamente al ras de la tierra.

 No son buenos, fingen bondad para ser aceptados, tomados en cuenta, satisfacer su ego. Acostumbran negociar con las almas para obtener lo que desean, adoración, reconocimiento, aceptación.

 En estos tiempos rivalizan con satanás por el control del mundo provocando como una guerra civil infernal. Tanto satanás como estos ángeles ambiguos controlan almas en el mundo y por medio de éstas se pelean para tener el control del mundo y de todas las almas.

 Muchas almas caídas-condenadas, entran en esta región en la que permanecen junto a los gigantes de antaño y quedan bajo su influencia.

 Son los ángeles que menciona San Pablo como espíritus de los aires.

 Son los que muchos adoradores y ‘contactadores’ de ángeles confunden con ángeles de la guarda que creen buenos y caprichosos a la vez.

 Son los que engendraron a los gigantes o nefilín al relacionarse con humanos.

 Son los que engendran las bestias del Apocalipsis 13.

 Hay ángeles de los nueve coros en esta categoría, pero principalmente querubines y custodios o de la guarda.

 Deben ser tratados como caídos, no son ni serán buenos, no están del lado de Dios. Como esta dicho mas arriba, quieren adoración para sí y rivalizan con satanás por el control del mundo y la adoración que le reclaman a las almas.


4.- Combatir el espíritu derivado de esos ángeles:


 Las almas deben combatir esa ambigüedad, indecisión, el estancamiento espiritual, la comodidad, su inmadurez.

 Deben dejar de ser adolescentes que solo se quejan, cuestionan, demandan y andan buscando excusas para vomitar su odio-veneno, el fruto de su orgullo frustrado, humillado y despreciado.

 Deben madurar espiritualmente, crecer, evolucionar, salir de ese estado de estancamiento infernal en el que se convierten en ácidas miserables que solo se lamentan por sí mientras que sostienen dos voluntades contrarias.

 Lo que padecen es fruto de lo que son. Sufren como en el infierno, no tienen asistencia del Cielo y no les aprovecha como si purgaran o se santificaran, solo sufren y lo hacen indefinidamente.

 Se enorgullecen de servir a Dios mientras se lamentan de no satisfacerse a sí.

 Se enorgullecen de lo que dicen que hacen por Dios y el prójimo mientras que solo piensan en lo que Dios y el prójimo podrían hacer por ellas.

 Son ególatras narcisistas infernales que obedecen a Dios como si no tuvieran mas remedio lamentándose de no poder rebelarse, teniéndose lástima a sí y deseando rebelarse.

 Tienen dos voluntades, una racional que obedece por deber y temor y otra irracional, instintiva, volitiva, que se rebela furiosa, odia, aborrece y desea satisfacerse.

 Se encuentran en un estado de limbo e indecisión que las coloca al alcance de los ángeles ambiguos mencionados mas arriba y las deja fuera del Reino, encerradas entre el cielo y la tierra.

 Sienten en sí que no tienen ganas de seguir esforzándose, no quieren sufrir, no quieren dar un paso mas, a la vez de que se lamentan por lo que dejaron y por lo que no alcanzaron, realmente se hallan en un estado infeliz, lamentable, sufriente y desgraciado.

 Es necesario hacer un gran esfuerzo, sacrificio, negase a sí, aceptar lo que Dios quiera imponer como penitencia y purgar el orgullo para salir de este limbo, estancamiento y cuasi-condena, sino, no venceremos a estos espíritus inmundos.


5.- Leer:


SERÁ COMO EN LOS TIEMPOS DE NOÉ:

GUERRA CIVIL MUNDIAL:

SE REPITE LA HISTORIA, CRISIS ECONÓMICA, GUERRA MUNDIAL Y SURGIMIENTO DE ESTADO SIONISTA (=PLAN ANDINIA):

NUEVO ORDEN MUNDIAL, LO QUE POCOS PUEDEN ENTENDER:





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

PRESIDENTES ARGENTINOS DESDE EL ’83 Y SUS SIMILITUDES CON JUDAS Y SU DESCENSO AL INFIERNO

PRESIDENTES ARGENTINOS DESDE EL ’83 Y SUS SIMILITUDES CON JUDAS Y SU DESCENSO AL INFIERNO Mas allá de todos los vicios y defecto...